terapias alternativas, medicina holística

De un tiempo a esta parte, el uso de las terapias alternativas ha crecido de manera muy notable en todo el mundo. Pero sobre todo, llama la atención la manera en que lo ha hecho en occidente, dado que en otros muchos lugares éstas prácticas de medicina natural siempre han sido utilizadas, formando parte incluso de su sistema nacional de salud, donde se aplican en combinación con la medicina alopática (medicina tradicional, ortodoxa o actual).

Este hecho es muy significativo y viene a mostrar la necesidad que muchos tienen de cubrir con otro tipo de ayuda, esas parcelas a las que los médicos de la medicina convencional no llegan. Consiguiendo que la combinación de ambas técnicas les lleve a una recuperación completa.

A pesar de las diferencias entre ambas medicinas, su objetivo de restaurar la salud es común. Por tanto, las podemos considerar también como complementarias.

Por desgracia, aún quedan especialistas de la salud que trabajan en la terapia convencional que rechazan cualquier otro tipo de terapia que no se englobe dentro de sus baremos científicos.

Cada vez son más los hospitales que están integrando las terapias naturales Clic para tuitear

No obstante, y a pesar de ello, cada vez son más los hospitales que están integrando este tipo de terapias naturales de manera adicional en distintos tratamientos debido a la notable mejora que perciben en sus pacientes (Leer la noticia: Las terapias energéticas en los hospitales públicos).

Por todo ello, al igual que la Organización Mundial de la Salud (en su documento “Estrategia de la OMS sobre medicina tradicional 2014-2023”), considero fundamental la combinación de toda técnica existente para recuperar la salud de quien lo necesite, sin importar los nombres o nomenclaturas.

Tipos de medicinas alternativas según la comunidad científica

El NCCAM utiliza una clasificación de las terapias de la medicina complementaria y alternativa en cinco áreas:

  1. Sistemas integrales o completos: en cuanto a teoría y práctica como la medicina naturista, homeopatía, medicina tradicional china, acupuntura, ayurveda, naturopatía).
  2. Prácticas biológicas (fitoterapia, terapia nutricional, suplementos nutricionales y vitaminas).
  3. Prácticas de manipulación del cuerpo (osteopatía, quiropraxia, quiromasaje, drenaje linfático, reflexología, shiatsu, sotai, aromaterapia).
  4. Técnicas de la mente y el cuerpo (yoga, meditación, kinesiología, hipnoterapia, sofronización, musicoterapia, …).
  5. Técnicas sobre la base de la energía (Qi-Gong o Chi-kung, Reiki, terapia floral, terapia biomanética o con campos magnéticos).

¿Qué es la medicina alternativa?

Son terapias holísticas, es decir, que trabajan sobre todos los aspectos de la persona; buscando armonizar cuerpo, mente y alma para una recuperación real y duradera de la salud.

Son tratamientos que no utilizan técnicas invasivas por lo que, como ya hemos comentado, se pueden utilizar perfectamente como complemento de la medicina alopática.

La medicina natural siempre se ha caracterizado por tratar a cada persona de manera totalmente individual y considerarla como un todo: cuerpo, mente y alma, sin dejar ningún aspecto sin valorar.

De esta manera se consigue incidir en desequilibrios o irregularidades del funcionamiento de su organismo que son los que finalmente han ocasionado la enfermedad y así conseguir una recuperación total y duradera.

La medicina alopática, por su parte, se caracteriza por tratar los síntomas producidos por la enfermedad en sí y los va mitigando hasta que los anula, proporcionándonos una enorme relajación dado que dejamos de sufrirlos, pero si no tratamos el origen de esta enfermedad, probablemente, los síntomas volverán a aparecer.

A diferencia de la medicina ortodoxa, las terapias naturales consideran al síntoma como un mensajero de la enfermedad a tratar. Obviamente ese síntoma, la mayor parte de las veces molesto porque si no lo ignoraríamos, viene a indicarnos que algo no funciona correctamente.

Por ello, una vez eliminado el síntoma, hay que trabajar sobre el problema, para que no se vuelva a repetir. Pero para lograrlo se requiere la implicación directa del paciente, ya que la responsabilidad de cuidar nuestra salud es sólo  nuestra.

Aquí tenéis un ejemplo muy sencillo pero muy esclarecedor:
Si nosotros comemos diariamente alimentos como fritos, café, bollería industrial, etc.; es fácil que nuestras digestiones sean pesadas y tengamos ardor. Pero esto no es problema porque seguramente ya nos las habremos ingeniado para comprarnos algún medicamento que mitigue este ardor y así poder seguir con nuestra dieta que tanto nos gusta. Sin embargo, ignoramos que ese ardor nos está indicando que algo no va bien debido a que hay un exceso de acidez en nuestro organismo. Y si no le hacemos caso o no nos tomamos en serio un cambio de hábitos alimenticios, lo más seguro es que finalmente nos provoquemos como mínimo una úlcera

el síntoma es un mensajero de la enfermedad a tratar

¿Cuál es el Origen de las Enfermedades?

La mayor parte de las terapias naturales encuentran un componente emocional en el origen de la mayoría de las enfermedades, aunque no todas trabajan las emociones de manera directa.

Tal vez nunca hayas reparado en ello pero, si te detienes un momento a analizar esta afirmación pronto descubrirás que hay gran parte de razón en ella.

Obviamente, cuando la enfermedad se manifiesta, el problema ya es físico y como físico hay que tratarlo pero si quieres ir más allá y trabajar bien el origen de la enfermedad, te recomiendo que busques de entre los diferentes tipos de medicina holística, la que más pueda encajar contigo para que tu recuperación no sea temporal, sino total.

nivel de stress diarioEl mundo de locos en que vivimos, nos presiona enormemente y esto hace que los niveles de estrés
que sufrimos hoy en día sean los mayores que hayan existido.

Ese estrés nos agota y nos resta mucha vitalidad y energía, lo que hace que nuestras defensas poco a poco se debiliten y estemos más expuestos a la enfermedad.

Además, este vivir tan deprisa en el que estamos inmersos a diario, generalmente nos produce una gran sensación de insatisfacción. No logramos llegar a todo lo que se supone, se espera de nosotros.

A pesar de madrugar, de no parar de trabajar, de correr de un lado para otro tratando de cubrir las necesidades de nuestra familia, no llegamos a todo. Y la sensación de frustración no tarda en aparecer. Esto también nos debilita.

Y ya no digamos, cualquier tipo de shock emocional provocado por una situación personal, familiar, laboral o económica inesperada. Este tipo de shocks, si no se gestionan a tiempo, tarde o temprano, también desembocarán en enfermedad.

Incluso en el ejemplo que hemos puesto anteriormente de esos malos hábitos alimenticios hay un origen emocional que nos impulsa irrefrenablemente a ingerir esa gran cantidad de grasa, del que pocas veces somos realmente conscientes porque ya lo hemos asumido como parte de nosotros que no podemos cambiar, cuando realmente no es así.

Responsabilidad Personal para que la terapia funcione

Según la terapia holística, todos y cada uno de nosotros poseemos las siguientes cualidades que ayudarán a nuestra recuperación:

  • Todos somos responsables de nuestros actos
  • Todos somos libres para elegir y tomar nuestras propias decisiones
  • Todos podemos cambiar y desarrollar de manera consciente nuestros potenciales
  • Todos tenemos la sabiduría de conocernos a nosotros mismos, que nos permitirá crecer a todos los niveles

Diferencias entre terapia alternativa y medicina tradicional

Diferencias entre terapia alternativa y medicina tradicionalLa principal diferencia es su planteamiento de la salud. Las medicinas naturales o complementarias están dirigidas fundamentalmente a la prevención de la enfermedad y, para ello, se centran en los hábitos que conforman el estilo de vida de la persona, así como en el ambiente que le rodea y la influencia que todo ello tiene en su salud.

Es decir, las distintas terapias alternativas, como método holístico que son, dirigen su atención a la persona en su totalidad y no solo al síntoma, al órgano afectado o a la enfermedad en sí.

la medicina se centra en el síntoma

Sin embargo, y a pesar de ser una medicina incompleta, también es necesaria e importante en la recuperación de muchas enfermedades donde sus éxitos son incuestionables.

¿Qué terapia elijo?

En esto debemos de ser sinceros con nosotros mismos y reconocer que aunque existen terapias que obran maravillas para algunos, tal vez no sean las más efectivas para nosotros y viceversa.

La eficacia de una terapia natural depende de muchos factores entre los que se encuentran: el tipo de enfermedad a tratar y su nivel de gravedad, así como el estado de salud actual del paciente. Igualmente pueden influir factores externos: personales, familiares, laborales…

Así que la que puede que no sea tu gran herramienta hoy, puede ser la elegida el día de mañana.

No obstante, lo que sí que debemos de tener en cuenta es que cualquiera de estos tratamientos alternativos y naturales son mucho más lentos, pero en contrapartida también logran una recuperación mucho más real y duradera.

Sin embargo, el nivel de desarrollo de la enfermedad suele ser importante a la hora de la recuperación en todos sus aspectos, así que lo más sensato es usar lo mejor de las dos medicinas (alopática y natural) para lograr tu bienestar.

En esta web conocerás con mayor profundidad algunas de estas terapias para el alma, como las hemos bautizado, que seguramente te podrán ser de gran utilidad en algún momento de tu vida.

Algunos tipos de terapias alternativas:

A continuación vamos a describir brevemente alguna terapia complementaria que existen. Si quieres más información de alguna de ellas, te invitamos a leer su post.

Reiki

Se trata de una técnica milenaria japonesa que trabaja en la curación de las personas a través de la energía Reiki. Esta energía consigue armonizar de forma natural el organismo, restaurando al mismo tiempo de tranquilidad mental de quien la recibe.

Por eso los terapeutas reiki pueden utilizar estas prácticas reiki para el el tratamiento de cualquier tipo de enfermedad, incluso el cáncer, y en cualquier tipo de desequilibrio físico, mental y/o emocional.

Lee la entrada completa “Reiki: Sanar con las Manos a través de la Energía Universal

Mindfulness

También conocido como “atención plena” es una de las terapias que, junto con el Reiki, más en auge están en la actualidad. Incluso se está empezando a integrar en las escuelas y se imparten masters en la Universidad.

Es un tipo de meditación que persigue vivir el presente, prestándole toda nuestra atención, para además de disfrutar conscientemente de cada momento, conseguir eliminar esos pensamientos constantes que tenemos a diario, basados en dos tiempos que no existen (pasado y futuro) y que sólo consiguen preocuparnos, ponernos nerviosos y en la mayoría de los casos sufrir innecesariamente.

Es una herramienta muy útil para integrarla en nuestro comportamiento diario.

Artículo dedicado al Mindfulness y la Atención Plena

Meditación

Es muy, muy similar al Mindfulness, de hecho persiguen el mismo objetivo: relajar y acallar la mente de nuestro parloteo mental diario.

La diferencia que podríamos encontrar entre ambas disciplinas es que en la meditación, aunque también se está atento al presente, se busca sobre todo el silencio mental para poder ver nuestra esencia con mayor claridad.

Todo lo que necesitas saber sobre Meditación (tipos y ejercicios)

Al rezar, el hombre habla y el cielo escucha … Al meditar el hombre escucha y el cielo habla

 

Constelaciones Familiares

Terapia que consiste en descubrir la raíz de nuestros  bloqueos, miedos, problemas o comportamientos repetitivos a lo largo de nuestra vida a través de los papeles que han jugado las distintas generaciones de nuestra familia y que actualmente repercuten en nuestro desarrollo.

Entrada de Constelaciones Familiares Individuales y Grupales en el blog

BioNeuroemoción o BioDescodificación

Este método conjuga lo mejor de varias disciplinas para lograr estudiar el impacto que las emociones tienen en nuestro cuerpo, así como el importante papel que juega nuestro inconsciente en nuestra salud y comportamiento.

tipos de terapias alternativasGracias a ello se consigue un cambio de conciencia en las personas muy liberador que favorece su curación a todos los niveles.

Artículo sobre Biodescodificación: Diccionario, videos, …

Terapia Metamórfica o Masaje Metamórfico

Es una técnica muy suave, a la vez que profunda, que a través de un masaje en pies, manos y cabeza, nos ayuda a recuperar nuestra energía vital.

Esta energía la adquirimos durante nuestro periodo de gestación, por eso también se denomina terapia prenatal.

La Técnica Metamórfica es realmente efectiva a la hora de solucionar traumas inconscientes o memorias que hemos ido guardando desde el momento de nuestra concepción hasta el día de hoy.

Y todo ello gracias a un suave masaje que consigue desbloquear dicha energía para permitirnos recuperar nuestra salud a todos los niveles: físico, emocional y mental.

Todo lo que necesitas saber sobre el masaje metamórfico

Programación NeuroLingüística (PNL)

Esta disciplina trabaja lo que podríamos denominar como nuestro propio modelo de comunicación.

Nosotros percibimos cada una de las situaciones que vivimos de una determinada manera, debido a una estructura que nosotros mismos nos hemos ido formando durante nuestro desarrollo. Y, de acuerdo a esta estructura, generamos también la respuesta a esas situaciones.

Hay veces que esta estructura, más que ayudarnos nos dificulta nuestro día a día, la gestionamos desde una perspectiva poco objetiva. Pero esto puede cambiar.

La PNL va a ayudarnos a modelar nuestra propia programación en nuestro beneficio, mejorando nuestras habilidades y herramientas propias, para facilitarnos de manera notable nuestra vida.

Artículo completo si quieres saberlo todo sobre PNL

¿Te ha gustado el artículo ?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (23 votos, promedio: 4,87 de 5)

VIDEOS de Terapias Holísticas

Más información:
20 Minutos
univision
infobae
eju!